Fisioterapia

Nuestro enfoque fisioterapéutico se basa en el razonamiento clínico, la terapia manual y el ejercicio terapéutico, además de la educación al paciente. No nos conformamos con eliminar la causa del problema, sino que intentamos proporcionar al paciente las herramientas necesarias para mantener su estado tras el tratamiento y evitar recaídas.

Técnicas:

TERAPIA MANUAL:La terapia manual es un concepto amplio que abarca una multitud de técnicas enfocadas a diferentes tejidos. Entre ellas, las más utilizadas son las movilizaciones, la manipulación, los estiramientos o la presión profunda. Los efectos de la terapia manual son muy variados dependiendo de la patología, siendo la piedra angular gran parte de los tratamientos en fisioterapia.

EJERCICIO TERAPÉUTICO:El ejercicio terapéutico es fundamental en todo tratamiento de fisioterapia. La prescripción de una serie de ejercicios específicos para cada paciente y orientados a la patología concreta es necesaria para la completa recuperación y la prevención de futuras lesiones. La variedad de ejercicios es amplia, pudiendo ser un simple movimiento articular, un ejercicio de fuerza, un estiramiento o una posición de Pilates, y la dosis será específica para cada paciente.

Vendaje funcional y neuromuscular:El vendaje funcional es una de las técnicas más clásicas de la fisioterapia, y si bien cada vez su uso es más específico, sigue siendo una herramienta potente a la hora de tratar ciertas patologías. Consiste generalmente en realizar un vendaje para limitar un movimiento doloroso o generar apoyo en una articulación.
El vendaje neuromuscular, que actualmente se utiliza casi exclusivamente para ayudar a reabsorber hematomas y edemas, se puede complementar con el vendaje funcional para mejorar su efecto, y como apoyo en algunas patologías musculares.

Neurodinámica:La neurodinámica, como su propio nombre indica, consiste en movilizar los nervios de los miembros, como el radial, el mediano y el cubital en el caso de los brazos, y como el ciático, el femoral y el peroneo en el caso de las piernas. Ésta técnica, bien realizada, tiene la capacidad de reducir el dolor neural proveniente de compresiones ligeras y lesiones en las cubiertas de los nervios.